Escenario, Latin America, Protección, Seguridad, Sin categorizar

Perfil multiamenaza: como Brasil y México lidian con el tema

By

Reading Time: 2 minutes

La seguridad pública es una de las áreas que más preocupan a la sociedad. Y en un escenario urbano de multiamenaza, hay que tener mucho cuidado. Agentes policiales y fuerzas armadas necesitan estar preparados para ayudar y proteger a la población, ya sea en una situación de intensa amenaza, como en un tiroteo, o acompañando una manifestación y controlar posibles comportamientos agresivos.

América Latina

Un estudio conducido por el Consejo de Seguridad Pública y por la Justicia Criminal de México compiló las 50 ciudades más violentas del mundo en 2018. Tijuana está en primer lugar. Brasil también figura en el listado y aparece en octavo lugar con la ciudad Natal. Venezuela y Colombia también están en este ranking.

Para los mexicanos, el mayor problema está en el elevado número de homicidios que hasta demostraron una baja, pero no en virtud de la acción de fuerzas públicas y sí por la pelea entre organizaciones criminosas rivales que imponen reglas en los territorios dominados por ellas.

En suelo brasileño, especialmente en Rio de Janeiro y São Paulo, los grupos criminosos también dominan varias partes de la ciudad y probablemente representan la mayor amenaza a las fuerzas policiales. Y ambos escenarios tienen un punto en común: el acceso a armas de fuego.

Preocupación número uno

La violencia armada es una de las principales causas de muerte en Brasil: este dato hace parte del Atlas de la Violencia 2019, realizado por el Instituto de Investigación Económica Aplicada (Ipea) y por el Fórum Brasileño de Seguridad Pública (FBSP). Según el documento, el 72,4% de los homicidios en 2017 fueron cometidos por arma de fuego.

Para Daniel Cerqueira, investigador y uno de los coordinadores de este levantamiento, “existen diferentes tipos de amenazas. La principal de ellas es la potencial difusión de las armas de fuego”.

Cómo combatir amenazas

Delimitar el perímetro con mayores ocurrencias y hacer un estudio del área ya se muestra un buen comienzo para controlar posibles peligros y anticipar acciones, además de tener a las corporaciones trabajando juntas. “Si es imposible cambiar el país de una momento a otro, es posible empezar por la calle, por el barrio”, explica Cerqueira.

Además, es necesario tener una policía muy bien equipada y entrenada, y que trabaje con base en datos proporcionados por la inteligencia. “La inversión en personas y equipos refleja en una policía con estructura para actuar estratégicamente por un período más largo”, destaca el investigador.

Equipo adecuado

“[No es admisible] intercambiar balazos con chaleco vencido y sin condiciones tácticas. Además, [es necesario] un esquema táctico para reducir la cantidad de víctimas, ya sea de policiales como de civiles’, refuerza el estudioso sobre cómo las condiciones actuales de quien está en la línea de frente influencian en el combate a las amenazas.

SharedShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePrint this page